Si alguien me preguntara por el verano australiano, la primera imagen que vendría a mi memoria sería la de Bondi Beach, una de las playas más animadas de Sydney, siempre llena de gente guapa en verano, y dónde casi hay que pedir permiso para bañarse por la continua presencia de medusas. Sin embargo esto sería sólo una visión parcial de tan animada época del año en la vida australiana.

En YouTube lo saben y hace algún tiempo se propusieron crear un mapa del verano australiano a partir de las contribuciones de sus usuarios. El proyecto ha dado como fruto la película “We were here”, que se estrenará simultáneamente el próximo sábado en el Sydney Film Festival (SFF) y en las ‘pantallas’ de YouTube.

Durante los dos últimos meses, y en pleno otoño australiano, los directores George Miller y Amy Gebhardt han trabajado codo con codo para materializar una panorámica veraniega a partir del contenido generado y suministrado por los usuarios de YouTube. Los últimos han puesto las imágenes, las palabras, los puntos de vista, las situaciones y las experiencias… y todo este contenido ha sido combinado en una obra cinematográfica que pretende reflejar cómo es realmente el periodo estival en esta gigantesca isla. Una visión única a partir de multitud de visiones parciales de una misma realidad. La obra coral por antonomasia. Aquí podéis ver el tráiler.

No se trata de la primera experiencia de este tipo. Antes vino “Life in a Day”, el primer documental de larga duración generado a partir del contenido proporcionado por los usuarios de YouTube. La experiencia contó con la dirección de Kevin Macdonald y la colaboración de Ridley Scott y Tony Scott. El documental fue estrenado el pasado enero durante el Festival de Sundance, pero se va a proyectar de nuevo en el contexto del SFF y pronto llegará a las pantallas australianas.

Además de tratarse del primer documental de estas características, generado a partir de miles de horas de vídeo grabadas durante el 24 de julio de 2010 (este es el día que dibuja el documental), seguramente es de los pocos rodados en inglés, castellano, japonés, portugués, ucraniano, indonesio, balinés, hindi, italiano, ruso, árabe, bengalí, criollo, vietnamita, quechua, alemán, maasai, alemán, catalán, tayiko, pashto y umbundu. Afortunadamente para la mayoría de los mortales, cuenta con subtítulos en inglés 😉

Fuente: The Official YouTube australia Blog