Bienvenidos a mi nuevo blog. A pesar de que me sentía muy a gusto en mi anterior hogar en la EOI, he decidido centralizar toda mi actividad en mi propio dominio, que poseo desde hace ya bastantes años. Para ello he rediseñando mi página web y he abierto un nuevo blog —el que lees ahora mismo— donde he volcado todos los contenidos que he ido generando desde que abriera mi primer cuaderno de bitácora, allá por 2006.

Espero que os sigan pareciendo interesantes los temas que trato, y que os paséis a visitarme de vez en cuando. Aún quedan muchas cosas por retocar, tanto en la apariencia como en la estructura interna del blog, pero creo que ahora mismo está listo para poder empezar a funcionar.

Para celebrar este día inaugural, he decidido compartir mi trabajo/reflexiones sobre el concepto de copyright, que tan buena acogida ha tenido, y ofrecerlo para descarga. Considero que antes de leer el trabajo, es interesante echar un vistado al discurso de Thomas Macaulay que sirve como hilo conductor del trabajo. Podéis leerlo en “versión original” desde este enlace, y aquí encontraréis una traducción al español.

Espero seguir contando con vosotros.